visita a Microsoft

Hoy acudía junto con un grupo de bloggers a una visita organizada por Microsoft para enseñarnos algunas novedades y una sala de trabajo “del futuro”. Ya durante la comida comentábamos algunos de los aspectos habituales de adopción de la tecnología, cómo casi siempre utilizamos menos de lo que tenemos y como ejemplo el habitual de lo poco que se explota office, quizás porque cada uno le saca su particular 10% y por eso le vale a casi todo el mundo. De todas formas suele ser un poco triste ver como aún no aprovechamos un montón de fáciles funciones que nos facilitarían la vida. Todas estas opiniones teniendo en cuenta nuesto habitual punto de vista sesgado como ávidos consumidores de tecnología, no representativos de la media de usuarios.

microsoft

Ya en la sede de Microsoft nos enseñaban su EMO OME, una espectacular sala con siete pantallas gigantes que te envuelven, toda una sala de operaciones del presente-futuro. La idea era enseñarnos cómo sería una reunión del futuro, eso sí utilizando muchas cosas que ya existen.

Así podíamos ver el acceso al escritorio con identificación biométrica: huella, rostro, voz o firma en un tablet. Como curiosidad para usuario no identificados permiten entrar seleccionando tres puntos en una imagen, con sólo recordarlos podemos entrar siempre, ingeniosa manera de crear una clave difícilmente copiable. Una vez dentro se sincronizan todos los dispositivos, móvil, fijo, impresoras… algo que está bien para evitar el habitual cacharreo para conectar lo que necesitamos. Una planificación del día nos recibe con una interesante barra de prioridad que nos permite ver tareas, correos o llamadas pero con el grado de prioridad que queramos, sin duda una de las cosas que más me han gustado y que de alguna forma debería aplicar a mi propia gestión del tiempo. En los mail se incluyen mails de voz que son además transcritos.

Ya en la simulación de las reuniones podemos ver como las llamadas se hacen a la persona, de tal forma que se selecciona por el sistema si es al ordenador al fijo o al móvil en función de dónde esté, estas llamadas llevan un asunto, como los mails, algo que me ha parecido muy útil porque te sirve de forma instantánea para saber si contestar o no a la llamada y quitar esa incertidumbre de ¿qué querría? cuando no puedes atender la llamada. También nos muestran ayudas relacionadas con las rutas de acceso a nuestras citas que se pueden ver modificadas para que atendamos a tareas cercanas, es decir una especie de tareas georreferenciadas que nos organicen el trayecto óptimo para hacer los recados, otra buena idea.

En cuanto a la tecnología disponible en la sala, imagen y sonido son completamente envolventes y la posibilidad de seguir la parte principal en las tres pantallas centrales y lo que íbamos haciendo en las cuatro restantes, una por equipo, dan una comodidad enorme, vamos que todos querríamos tener algo así. Destaca también algo que ya es realidad, la round table, una cámara de videoconferencia múltiple que nos visualiza a todos en una imagen panorámica y que activa una ventana especial a quien está hablando, por detección de voz, en la clásica discusión “a la española” se puede volver un poco loco 🙂

ome

En el desarrollo de la reunión podemos ver buenas funciones para compartir documentos, integrarlos con los de los demás o actualizar los propios con los últimos datos del compañero, todo esto sazonado con un uso intensivo de los tablet, otro de esos productos que me fascinan pero que no acaban de cuajar en el mercado, eso sí en Microsoft parecían algo más habituales de lo normal.

Tras esto pasábamos a la presentación del “producto del día” el Office Live Workspace, algo que se integra en la estrategia software + servicios en la que nos han insistido reiteradamente, poniéndola como algo superior al Software as Service (SAS) tan de moda últimamente. El registro (gratuito) se hace a través de cualquier cuenta de live o de cualquier otro dominio con passport.

Nos encontramos con un escritorio organizado por áreas de trabajo que pueden ser compartidas o independientes y que se puede crear de cero o con la ayuda de plantillas. Se trata de un Office para colaborar. Tiene una integración de tareas y avisos con Outlook, lo que se supone que facilitará nuestra gestión de trabajo diaria.

En caulquier momento se puede volver a versiones anteriores ya que las va conservando (creo que hasta dos) con el fin de evitar errores. En la parte de compartir trabajo con otro usuarios podemos ver en una barra de actividad todas las acciones de la otra persona, se puede compartir la pantalla, ceder el control de nuestro ordenador a la otra persona que puede llegar a usar nuestro office desde su ordenador a través de web (intuyo que así no tiene porqué tener él instalado office). En definitiva desde estos escritorios estamos editando documentos compartidos en red. Estas posibilidades de compartir se las podemos ofrecer a cualquier usuario que invitemos.

En cuanto al modelo de negocio parece que no es más que mejorar las posibilidades de trabajo en línea y compartido de Office con el fin de dar soluciones que ya existen de manera más rudimentaria en la red, como google docs, también es posible que se establezca un pago por versiones posteriores. En cuanto a los documentos admitidos también se incluyen pdfs, imágenes en definitiva todo menos los .exe para evitar los virus. La capacidad actual es de unos 500mb con un máximo de 25Mb por archivo, está pensado para tener unos 1.000 documentos, que si son de office parecen una cantidad suficiente.

El sistema permite que simultáneamente estemos hablando a través de cualquier solución de voz, messenger, communicator… y es compatible tanto con explorer como con firefox.

En cuanto a la edición de documentos se supone que se hará con nuestro office instalado en local, lo que hay en red son visores y algún editor muy simple. No olvidemos que a pesar de su aspecto web sigue siendo algo pensado para utilizar con office.

En definitiva una serie de herramientas interesantes, a medio camino entre el pasado y el futuro, ya que hay cosas que yo utilizaba con netmeeting hace 6 ó 7 años y otras que parecen un avance en la siempre complicada gestión de documentos compartidos. Personalmente el flujo de trabajo en ese escritorio remoto no me ha parecido demasiado fácil, no sabría que es lo que tengo que hacer en cada proyecto, pero se supone que eso va con las tareas, avisos y notas.

Quedará “cacharrear” un buen rato con estas aplicaciones, pero más que el aprendizaje tecnológico, trabajar de esta manera requiere un cambio metodológico muy importante y ya sabemos lo complicada que es la gestión de cualquier cambio. En todo caso está claro que el futuro va por ahí y que el intercambio de mails con documentos a medio preparar es un sistema tan extendido como ineficaz.

Añadir que estas iniciativas para bloggers son muy interesantes, el nivel de intercambio de ideas, de críticas o de comparaciones con productos de la competencia ha sido muy interesante y la actitud abierta y consciente del mercado por parte de la gente de Microsoft parece demostrar un acercamiento real al usuario y a sus opiniones. “Aguantar” a un grupo de techies que quieren exprimir el producto según lo ven les ha llevado a dejar algunas preguntas a consulta y creo que a que lleguemos a ver bastantes cosas en poco rato, nada de la típica nota de prensa a copiar… tengo ganas de leer lo que han puesto los compañeros de charla que seguro que ya han escrito algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.