el cochinete de cucharete

Una vez más los amigos de cucharete van a liar una de las suyas, en el caso ¡¡¡el cochinete de cucharete!!!

En qué consiste: básicamente en comer cochinillo como si no costara, y es que no va a costar, porque van a invitar a todo, a los bloggers seleccionados!! El primer “Cochinete de Cucharete” del Mundo- será el próximo Martes 27 de Octubre de 2009 a las 21:00h.. y han elegido un sitio al que tenía muchas ganas de ir: El Pedrusco de Aldealcorvo uno de los mejores restaurantes de Madrid para estos temas.  Para participar piden una receta particular de cochinillo y ahí va, como no relacionada con el mundo de los eventos:

cochinete

De todos es sabido que apenas hay tiempo para cocinar y por tanto qué mejor que hacerlo en lo que realizamos nuestras actividades diarias, para no tardar mucho vamos a comprimir la agenda.

  • Tomaremos el cochinillo temprano (es opcional con resaca, para ello hay que empezar a hacerlo desde la noche anterior) rápidamente lo llevaremos a un desayuno con gente creativa para que se despeje un poco y empiece a tomar temperatura.
  • Después lo llevaremos a una charla de una fundación que se desarrollará en inglés con traducción simultánea, es importante en este momento introducir un auricular en inglés, otro en castellano y además que mantega un ojo en la pantalla de twitter, otro en el de al lado y las patas en un teclado. Esta combinación favorece la ruptura de las fibras y ablanda bastante la carne, por otra parte la temperatura sigue subiendo.
  • A estas alturas lo sacamos a un pequeño cocktel, ahí lo rellenamos de diversos ingredientes a gusto del autor que mejorarán el sabor de la carne, se riega con abundante cerveza.
  • Después lo llevamos hasta alguna sala lejana, para que con el calor del metro sude un poco. Llegados allí lo introducimos con gente con mucha iniciativa y no pocos problemas a que escuchen historias de empresa. Fundamental que desarrolle una frenética actividad de sitio en sitio en lo que se habla con gente sobre el punto de guisado de la pieza, y se riegu con abundantísima cerveza (en este caso nada de comida).
  • Se le pasa a una zona anexa y se repite la operación de movimiento descontrolado por la sala y luego parón en seco y una hora de atento reposo con algo de movimiento en las patas sobre teclado. Como música de fondo sonarán números de balance de empresas y demás para no perder el calor almacenado en el interior del cuerpo. En este momento la cerveza empieza a hacer su función y la temperatura sube intensamente.
  • Ahora se le lleva introduce un poco de buen jamón ibérico y se riega con vino. Esto dará el punto justo de sabor a carne y además contribuirá a mantener la temperatura.
  • Posteriormente lo sacamos y lo llevamos hasta un bar donde gente de diversa procedencia hable de cosas raras, no sé, como plugins, widgets, rss, por poner un ejemplo. Esto es fundamentalmente para causar un estado de confusión acústica y conceptual, que mejore el punto de cocción de la carne. Como no, se riega con abundante cerveza. También de forma opcional se le puede poner un punto de especias mejicanas para el picante.
  • Finalmente lo llevaremos hasta un bar de copas, rodeado de locos gritando y divirtiéndose para que los malos jugos desaparezcan, mientras tanto se desarrollará una intensa actividad de las patas sobre un teléfono móvil, para mejorar el punto de cocción de la zona. Regar con el licor preferido por el cocinero para el último punto aromático de la carne.

Finalmente se toma el cochinillo, se recubre cuidadosamente con las tarjetas de visita acumuladas y se deja durante toda la noche en una fuente. El calor interno y el reposo hará que quede blandito por dentro y crujiente por fuera y con un excelente sabor de la carne. Vamos como el que nos vamos a comer, si tengo suerte, en el cochinete de cucharete!!!

Nota: todos los nombres y hechos aparecidos son completamente imaginarios y la simple intuición por parte del lector de que corresponden a situaciones reales denotan un grado de frikismo digno de ser estudiado.

El autor conoce bien de cerca la precisión de esta receta, vamos como si la viviera en sus propias carnes.

Comments

  1. Responder

  2. por Teresa

    Responder

  3. por Angel

    Responder

  4. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.